Consejos de jardineria

La jardinería es todo un arte y las personas que se dedican a ella tienen una gran sensibilidad y carisma. Es muy personal en los diseños y construcciones de jardines de cualquier tamaño. Pero también requiere de conocimientos. Es por ello que siempre es bueno tener en cuenta los siguientes consejos.
Labores en otoño

Consejos para buenos jardineros
Para ser un buen jardinero se debe saber que las plantas necesitan cuidados especiales parecidos a los de una persona.

  • No pueden tener falta de agua, ni falta de nutrientes, 
  • limpiarlas constantemente, podarlas y tratarlas con mucho cariño.
  • Tenerla en lugares donde reciban la luz del sol para que realicen bien el proceso de la fotosíntesis o si no la escasez de clorofila las va degradando hasta que se mueren y hay que protegerlas de los elementos, como el exceso de lluvia.
  • Cuando se tienen plantas se debe conocer muy bien el cuidado de cada una de ellas, porque no todas tienen las mismas necesidades.
  • Las plantas son como los animales; si se tratan con cariño parece que lo perciben, por eso se dice que algunas personas tienen buena mano para las plantas y otras no.
  • También las plantas necesitan ser liberadas de plagas, las hormigas, los insectos y malas yerbas, esto se hace consultando una persona experta en estos pesticidas, para usar los mejores y no usar uno que sea nocivo para la planta.
  • Se debe estar atento a quitar las flores y el follaje muertos para que se puedan prevenir enfermedades por hongos que afectan a las plantas.
Para ser un buen jardinero A continuación le presentamos esta mini guía, tome nota:

Alternadas: Se denomina así a las hojas que están situadas aisladamente a lo largo del tallo a distintas alturas.

Arácee: Planta que pertenece a la familia de las aráceas, entre ellas podemos mencionar Aglaonema, Anthurium, Dieffenbachia y Philodendron.


Atención estas son toxicas  hay que tener cuidado con los niños y las mascotas
Aglaonema
Anthurium


Dieffenbachia



Philodendron

Philodendron











Brote lateral: Rama que sale de un lado del tallo principal.

Brote principal: Se trata del extremo de un tallo, sector del cual depende el crecimiento y desarrollo de la planta.

Gesneriáceo: Familia de plantas originarias de zonas tropicales o subtropicales tales como: Saintpaulia, Gloxinia, Streptocarpus y Columnea.

Saintpaulia o Violeta Africana

Gloxinia



Streptocarpus


Columnea


Verticiladas: Se denomina así a las hojas que se ubican en conjunto (tres o más) alrededor de un punto del tallo principal.
Zarcillo: Cada uno de los tallitos volubles que algunas plantas trepadoras presentan para asirse al cerco, pared o tronco que les sirve de apoyo.


Muchas veces necesitamos una mano para saber expresarnos cuando vamos a un vivero, y de esta manera podrá saber con seguridad lo que desea.




Lista de reproduccion de 8 videos



El verano todavía no ha terminado y queda mucho por disfrutar. Por ejemplo, de la primera telaraña cubierta de rocío, de las coloridas bayas y mariposas y del ángulo de luz tan característico del final del estío; además el jardín probablemente se encuentre en plena floración. Sin embargo hay también algunas tareas necesarias que requieren nuestra atención.

Información general

Las plantas del jardín altas y florecientes se sujetan donde sea necesario; debe eliminarse la formación excedente de semillas.

- Cosecha las semillas para el próximo año. Hay que dejar que se sequen bien, en un lugar oscuro y seco, y después guardarlas dentro de casa en bolsas de papel.

- Controla si hay bichos en las vivaces.

- Quita las flores marchitas y las hojas sobrantes y deposítalas en el montón de compost.

- Retiraremos las plantas estivales marchitas. Señala los trozos vacíos en los arriates con palitos, eventualmente unidos por un hilo de color, para acordarte del color que quieres tener ahí.

- Quita las malas hierbas.

- Si lo deseas, puedes rellenar el arriate ornamental con plantas de floración invernal.

- Ahora puedes elegir bulbos de floración primaveral y elaborar nuevos planes.

- Si quieres comprar rosales, echa una ojeada a tu alrededor, en el jardín de los vecinos o en algún jardín de exposición. Las rosas están ahora en su mejor momento, por lo que es la ocasión apropiada para tomar ideas y hacer elecciones.

- Sujeta los brotes nuevos del rosal trepador. No 'estrangules' la rama doblándola por detrás de la celosía; ata la ramita joven sin forzarla a la parte delantera de la celosía.

Jardín

Plantación
Estamos en un momento idóneo para plantar rosales, árboles y arbustos caducifolios. Desentierra eventualmente las vivaces, divídelas y vuelve a cultivar las partes más jóvenes (exteriores). En los arriates de flores situaremos las vivaces recién adquiridas. El suelo ahora todavía está caliente, por lo que se forman con rapidez nuevas raíces. De este modo los ejemplares estarán bien arraigados antes de que llegue el invierno.

Antes de proceder con las plantas de contenedor, introduce el cepellón en un cubo de agua hasta que esté saturado. Eso sí, no cultives nunca en un suelo demasiado mojado. Respecto a los tubérculos de floración primaveral, aparte del modo de plantar conocido en todas partes mediante distancias fijas, que es como se cultivan habitualmente tulipanes, narcisos y jacintos, puedes ubicar los bulbos de una manera, digamos, natural. Espárcelos arbitrariamente y planta allí donde hayan caído.

Proporciona color al parterre sembrando, por ejemplo, coles ornamentales, violetas resistentes a las heladas y arbustos bacíferos; así el jardín seguirá teniendo bonitas gamas cromáticas durante el invierno. Las trepadoras, las coníferas y los arbustos de hoja perenne pueden (tras)plantarse este mes.

Cortaremos en forma de círculo las raíces del cepellón de los arbustos, árboles y coníferas de mayor tamaño que deseemos trasplantar la próxima temporada. Esparciremos después polvo de turba en la zanja que se haya formado

Dalia

Trabajos de poda

Las hortensias marchitas pueden quedarse en el jardín, al que proporcionarán una bonita silueta invernal, pero también es buena idea cortarlas y secarlas dentro de casa. Los setos de aligustre, haya o coníferas deben recibir una buena poda en este mes. Corta siempre el seto rematado en cono, es decir, por arriba más estrecho que por abajo.

Quita regularmente las flores marchitas de dalias, begonias y cañas indias. Esto estimulará una floración más prolongada. Si no has podado los arbustos en forma, como el boj, el aligustre o la hiedra, todavía estás a tiempo de hacerlo. Respecto a las ramitas podadas del boj, también se pueden esquejar. Asimismo, es posible recortar brezo de floración estival.

Las dalias, cañas indias y begonias tuberosas aún pueden estar floreciendo. Pero después de la primera helada nocturna ha llegado el momento de desenterrar los tubérculos. Sacude la tierra y quita las partes dañadas si las hubiera. Deja que se sequen en un lugar abrigado.

En cuanto los bulbos estivales estén secos, envuélvelos en un periódico viejo y guárdalos protegidos de las heladas. Los auténticos aficionados a las begonias guardan los tubérculos secos con la parte hueca hacia arriba en cajitas con polvo de turba seco.

Normanack

Cuidado del césped
El final del verano es la época apropiada para dar al césped una 'limpieza a fondo' o para crear un césped nuevo. Eliminaremos las partes feas cortando ampliamente los tepes; después se puede volver a sembrar estos lugares. 
Hay que segar una vez a la semana y, en caso de sequía persistente, regar con regularidad. 

Amontonaremos con el rastrillo las hojas caídas y las repartiremos entre las vivaces del arriate. Para hacer compost más rápidamente y obtener un resultado aún mejor, esparce repetidas veces una capita de hojas sobre el césped y siega por encima. Deposita en el contenedor del compost la hierba cortada junto con las hojas picadas o repártelo en el arriate.

Antes de que llegue el invierno, abona por última vez: así tendrás el césped muy verde. Para acabar con el musgo, puedes soltarlo con una máquina de rastrillado; también es aconsejable esparcir sulfato de hierro. Después es posible volver a sembrar. Para aquellas partes donde el musgo es muy persistente, lo mejor es comprar semillas de césped especiales para la sombra.

Plantas de cubeta

En principio se utiliza este término para referirse a todas las variedades vegetales que ubicamos en macetas, contenedores y cubetas. También se incluyen aquí las especies de interior que se hayan sacado fuera para pasar el verano. A no ser que las heladas nocturnas lleguen muy pronto, aún podemos dejar las plantas fuera sin necesidad de preocuparnos. Riégalas con regularidad y, mientras estén floreciendo, suministra abono adicional una vez a la semana.

No te olvides de regar las cestas colgantes, porque con la evaporación se suelen secar más rápido que las plantas que están en el suelo. Siempre y cuando no haya especies florecientes que crezcan por los laterales de la cesta, es adecuado sumergir ésta cada dos días en un cubo grande o en una cubeta de material sintético, para un baño. Utiliza agua de lluvia, o que se haya calentado al sol. Las plantas se llevarían un buen susto si fueran regadas con agua helada del grifo.

Huerto

En el huerto
Es buen momento para desenterrar el cebollino, el perejil y otras aromáticas sensibles a las heladas; ponlas en una maceta en la cocina. Así seguirás teniendo a mano deliciosas hierbas frescas durante todo el invierno.
Ésta es la época idónea para plantar kiwis. Después de cultivarlos, hay que podar bastante. En la primavera el ejemplar te recompensará con vigorosos brotes jóvenes. Para que sea posible cosechar fruto, has de poner juntas una planta femenina y otra masculina. Si al final de este mes los kiwis siguen sin haber madurado, mételos dentro de casa y deja que maduren aquí.

Si a finales de septiembre los tomates y las calabazas grandes todavía no están maduros, mételos también en casa. Lasperas están listas para comer cuando se puede girar el rabito y éste se suelta. Recoge la fruta caída tan pronto como sea posible, así evitarás enfermedades fúngicas. Todavía es la época de recolección de manzanas y algunas ciruelas tardías. Si has cosechado en un día caluroso, deja primero que la fruta se enfríe durante una noche antes de almacenarla definitivamente. Guárdala entonces en un lugar fresco y oscuro.

Es tiempo de cultivar diversos frutales. También en un jardín urbano pequeño quedan bien los árboles a espaldera a lo largo de una valla o pared del parterre, y además ocupan poco espacio. Deja que los frutales de crecimiento bajo crezcan en forma de 'cable'. Cultiva columnitas estrechas de fruta, con una larga rama principal y, a lo largo de ella, un número de ramitas laterales cortas (no más largas de 30 cm).

Plantando diversas variedades de fruta a una distancia intermedia de 50 cm. obtendrás una separación de lo más apetitosa y original. En las regiones con un clima templado, se pueden plantar incluso melocotoneros, albaricoqueros y vides contra una pared orientada al sur.

Después de la última cosecha de frambuesas, corta inmediatamente los tallos que hayan llevado frutos a ras del suelo. Esto facilita el desarrollo de los nuevos brotes basales. Desde mediados de septiembre también se recolectan las zarzamoras.

Quita el mayor número posible de hojas alrededor de los racimos de uva de la vid, ya que el sol hará que los racimos estén más llenos y el fruto más sabroso. Las uvas destinadas al consumo directo se pueden escombrar ahora. No esperes mucho para hacerlo, pues los frutos que estén demasiado cerca uno de otro se pudrirán más rápido. Con ayuda de una tijerita puntiaguda puedes cortar las uvas enfermas o las que sobren.

Estanque de jardín

Estanque
Este mes es muy apropiado para crear un nuevo estanque. Debido a que la cantidad de luz durante el día va disminuyendo, el crecimiento de las algas será menor y, al mismo tiempo, el sol calienta lo suficiente como para hacer crecer a las nuevas especies. Cuando vayamos a plantar, no sólo nos acordaremos de los nenúfares y las plantas de la orilla, sino también de las especies que producen oxígeno.

Coloca encima del estanque una red para recoger las hojas caídas. Si crees que la red afeará el conjunto, la otra opción es retirar a diario los desechos vegetales que caigan al agua con una herramienta específica.
Quita con cuidado las hojas feas del nenúfar: deja un trocito en el tallo, esto evitará que el agua se introduzca en los tallos huecos. Si esto ocurriera, la planta podría pudrirse. También es aconsejable proporcionar a los nenúfares que crecen en cestas una nueva capa de substrato alimenticio. De paso añade al fondo del estanque una nueva capa de substrato.

Euforbio

Dentro de casa
Los ramos de flores del propio jardín permanecen más tiempo bonitos cuando los colocas en el agua de la manera adecuada. En las rosas se hace un corte sesgado. Los tallos del astilbe y de la dalia se sumergen un momento en agua caliente. El euforbio (Euphorbia) se mantiene más tiempo si los cortes se introducen un instante en agua hirviendo.
El mejor momento para cortar las flores es por la mañana temprano. Después, colócalas primero en un cubo, envueltas en papel de periódico. Las peonías y las azucenas se cortan cuando hayan echado botones. En el caso de las dalias y la rudbeckia purpúrea, han de estar primero completamente abiertas. Nunca coloques un ramo de flores cerca de una fuente con fruta que está madurando, ya que el etileno que se libera provoca la caída de los capullos y marchitamiento.

No sólo puedes comenzar con la plantación de tubérculos, también resulta entretenido adelantar la floración dentro de casa. Si ya en diciembre quieres tener bulbos florecientes en casa, debes plantar tulipanes y jacintos de tal manera que la punta del tubérculo justo no sobresalga de la tierra en la maceta o fuente. Los crocus tienen que estar unos centímetros por debajo de la tierra, y los narcisos unos centímetros por encima. Coloca las macetas o fuentes en un lugar oscuro y fresco (alrededor de 12° C). Después de aproximadamente ocho semanas, la mayoría de los bulbos habrá formado brote.
 Consejos para ahorrar en el jardin cuando hay crisis

Ahora que la crisis nos está apretando, hemos pensado ofreceros semanalmente consejos para ahorrar dinero en el cuidado de vuestras plantas y de vuestro jardín. ¿Os parece buena idea?

Comenzamos con este post, en el que os vamos a resumir algunos trucos básicos de ahorro que ya os hemos comentado en alguna ocasión pero que os recopilamos aquí. Tomad nota:

- Un consejo muy práctico es que, antes de poneros a regar las plantas, las intentéis agrupar según sus necesidades con el agua. Esto deberíais hacer en el momento de plantarlas. De esta forma podréis darle a cada conjunto de plantas el agua que necesiten y no más. 

- Junto con esto, podéis comprar un medidor de agua para controlar le agua que consumáis. 

- Otra forma que tenéis de ahorrar agua es usando el riego por goteo, que reducirá bastante el agua utilizada. 

- Colocad cubos para recoger el agua de la lluvia: así podréis utilizarla para regar las plantas, y además, esto las beneficiará gracias a que no contiene elementos como la cal, que sí encontramos en el agua del grifo.

- Además, si tenéis un acuario en casa, también podéis regar con ese agua, al tiempo que abonáis y fertilizáis gracias al contenido en fósforo y nitrógeno que contiene. 

- También deberíais quitar las malas hierbas que puedan salir en vuestro jardín, pues estas luchan contra vuestras plantas por el agua.

- Otro consejo es que ajustéis el cortacésped para que corte unos centímetros menos que de costumbre. Así conseguiréis que la zona esté más sombreada, lo que mantendrá la humedad. Esto os servirá para reducir, o incluso  ahorrar, en el consumo del riego cotidiano de vuestro jardín y, a la larga, habréis ahorrado una cantidad considerable de dinero.

- A la hora de cuidar el jardín, es mejor utilizar las herramientas manuales, ya que ahorrarás en electricidad, ¡además te pondrás en forma!  :)

- Otra idea para ahorrar es crear tu propio compost con los restos del jardín (ramas procedentes de la poda, recortes de césped). 

- A la hora de obtener nuevas plantas, las mejores especies son las autóctonas de cada zona, ya que no requerirán tantos cuidados, y la multiplicación a través del esquejado.

Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para ahorrar en el cuidado de vuestras plantas y jardines? 

Hay muchas formas de cuidar nuestro jardín sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero, como por ejemplo: crear tu propia huerta en casa, consejos para ahorrar a la hora de regar, realizar nuestro propio abono natural, utilizar materiales reciclados para decorar nuestra flora, comprar plantas con las raíces desnudas y muchos trucos más que nos ayudan a ahorrar unos euros.
En esta época en la que hay que apretarse considerablemente el cinturón es recomendable intentar ahorrar en el mantenimiento de nuestro hogar y, sobre todo, de nuestro jardín. Para ello es necesario regar nuestras plantas por la noche, porque de esta manera el agua no se evapora tan rápido, se mantiene mejor la humedad. Otro truco es regar con regadero o sistemas por goteo, porque derrochas mucha agua que después no se puede aprovechar.
Además, una forma sencilla de evitar que las plantas estén secas y poco saludables, es cambiarlas de posición de tal manera que puedan adquirir los nutrientes necesarios para su crecimiento y no reciban el sol directamente, así no tendrás que gastar tanta agua. Emplear áridos es un truco muy bueno, por el hecho de que conservan muy bien la humedad y dan un toque personal a los maceteros.

Las malas hierbas, enemigos de nuestra flora

Estos hierbajos no sólo producen una sensación de agobio en nuestro jardín, sino que también aportan una imagen descuidada y poco elegante de la zona verde. Es importante destacar que las malas hierbas quitan en numerosas ocasiones el agua que necesitan otras especies para desarrollarse, por lo que debes eliminarlas para así ahorrar en agua.


Flores Huerto

Por este motivo, es necesario quitar con una azada las malas hierbas que están cerca de nuestras plantas, porque de lo contrario absorberán toda el agua de los ejemplares y se marchitarán, por lo que estarás desperdiciando agua en unas especies que obstaculizan el crecimiento de otras.

Crea tu propio abono ecológico

La elaboración de abono a partir de restos orgánicos se ha hecho durante siglos dando resultados excelentes. Esta tradición casi se abandonó con la industrialización de la agricultura y la utilización de abonos químicos, pero se sigue utilizando para cultivar plantas en huertos y para el cuidado de nuestras especies de la manera más natural.


Flores Flores

Para hacer un compost, necesitamos unos cubos de basura de unos 100 litros de capacidad y hacerles unos agujeros en el lateral y el fondo. Debemos rellenar esos cubos con restos orgánicos de la basura que se produce en nuestros hogares de forma diaria. Los materiales utilizados para este abono ecológico suelen ser cáscaras de frutas, restos de verduras, cáscaras de huevo, café, serrín de madera etc.

Cuando se ha realizado este proceso, se produce poco a poco la descomposición de estos restos y se cambian de recipiente para que se puedan oxigenar adecuadamente y se aplica nuevo material que proceda de la basura familiar. Se deja reposando unos meses, pero moviéndolo cada cierto tiempo y de esta manera conseguiremos abono ecológico para las plantas sin necesidad de gastar dinero.

Trucos prácticos para tus plantas

En nuestros hogares podemos encontrar numerosos materiales que nos pueden ayudar a cuidar las plantas. Una forma muy económica de eliminar esas especies que estorban a tus plantas es mediante un acolchado realizado con materiales baratos: alfombras, felpudos o esterillas viejas. Otra forma de ahorrarnos un dinero, sería cultivar ciertas especies en macetas realizadas con objetos domésticos que nos puedan servir de recipiente.


Tierra Tierra

En este sentido, tendrás una maceta original y tu bolsillo apenas se resentirá, ya que la elaborarás con elementos que tengamos en casa. También es una buena forma de cuidar de nuestro medio ambiente y de concienciar en casa a los más pequeños de la importancia de reciclar.

Fuentes: Enplenitud.com, Afindemes.com.
El invierno es una de las mejores estaciones del año para darle un cambio de aires al jardín. Nuestros árboles y plantas duermen su particular letargo, y por ello podemos trasplantar, mover, quitar o cambiar lo que queramos. Además, debido al frío propio de esta época, apenas utilizamos el jardín, por ello es buen momento para hacer obra. Juan Luís Ruiz de Dyezma, experimentado paisajista, aconseja "cambiar todo lo que nos molesta o bien no se encuentra en su ubicación acertada, mientras que incluiremos todo aquello que añoramos y pensamos que va a incrementar el disfrute del jardín".
Aprovecha este tiempo para llevar a cabo todos aquellos proyectos que pensaste durante el año pasado y no te atreviste a realizar. El frío no invita a pisar con demasiada frecuencia el exterior, por eso es un buen momento para ponerlo todo patas arriba. ?Has pensado en introducir nuevos bancales de flores para tener color todo el año? Si sabes combinar bien las distintas especies, puedes disfrutar de multitud de tonos en todas las estaciones, incluido el invierno. ?Tienes zonas del jardín sin aprovechar y no sabes qué poner? Dyezma te propone varias soluciones para darles una nueva vida.

Introduciendo nuevas especies

Lo más común cuando arranca un nuevo año es pensar en las novedades que pondremos en el jardín. Por lo general, la gente intenta buscar siempre especies que florezcan el jardínmáximo tiempo posible, en un intento por no perder alegría en el exterior. Lograr un jardín que no pierda colorido en alguna estación es complicado. Para conseguirlo, Dyezma recomienda "incluirespecies perennes como Ealeagnus eibengii , Photinia Red Robin, Nandina doméstica o Rododendro, que además de ser perenne es un estallido de color en primavera. Como caducas con follaje de gran colorido para crear contrastes, son ideales el Berberis atropurpurea nana y Prunus pisardii, tanto arbustivo como arbóreo".
Por lo general, en el paisajismo se suele seguir la norma de colocar una planta perenne por cada tres caducas, aunque siempre podemos jugar con esta proporción en función de los resultados. En este sentido, hay gente que prefiere un jardín 'constante' durante todo el año, sin variaciones muy marcadas, mientras que otros se decantan por un entorno que cambie de acuerdo a la estación del año. Dyezma confiesa ser "un gran amante de las caducas, porque creo que marcan más las estaciones en un jardín, y esto hace vivirlas más intensamente; casi nadie sabe apreciar la belleza invernal u otoñal, que es la más fascinante".

Limitando caminos y renovando rincones

Si tenemos en el jardín algún camino sin delimitar, el paisajista propone una idea muy original: colocar macizos y arriatesde vivaces. Este tipo de plantas son las grandes desconocidas ya que, generalmente, lo más común es optar por especies de temporada. Las opciones son casi interminables: Lirio japonés, Dedalera, Salvia, Aquilea, Delphinium, Girasoles... Combinarlas es cosa tuya. Si nos animamos, también podemos recurrir a accesorios como vigas de madera o piedras grandes para marcar bien los límites del camino.
bici decoración mesa de jardín
Por otro lado, es raro no encontrar en un jardín alguna zona algo dejada, bien sea porque está a la sombra casi todo el día o porque simplemente la hemos ido abandonando. Para resucitar este espacio, Dyezma aconseja "hacer un vaciado previo del terreno y aportar tierra ácida. Posteriormente, podemos plantar un Camelio, unas Hortensias o un Rododendro, puesto que estas especies son acidófilas y amantes de la sombra. Luego, podemos ir añadiendo Acanthus mollis, Viola labradorica y Dichondria repens".

Pon tu jardín o terraza a la moda

Si tenemos intención de renovar profundamente todo el jardín, es muy común fijarnos en las tendencias que imperan cada temporada. Actualmente, en nuestro país hay dos estilos paisajísticos que destacan sobre el resto: el silvestre y el minimalista. Ambos buscan, ante todo, mejorar la sostenibilidad del entorno. Ruiz de Dyezma asegura inclinarse por el primero, "integrando siempre el jardín en el paisaje circundante, sin olvidarnos que también esté en armonía con la vivienda". Por ello, las plantas y materiales que utilizaremos en el proyecto tendrán que partir del entorno que rodea a la casa.
terraza con macetasSi no tienes jardín pero disfrutas de una terraza, puedes aprovechar el invierno para aplicarle un 'plan renove' de arriba abajo. Siguiendo los consejos de Dyezma, es conveniente quitar algunas macetas de la terraza, ya que muchas veces acumulamos tantas que se acaba convirtiendo en un almacén: "recomiendo limpiar el espacio y revestir las paredes con trepadoras como Hedera miniata variegada o Parthenocysus tricuspidata veitchii. Esto creará un efecto de pared vegetal que resulta muy relajante, pues suaviza el impacto del ladrillo o del revestimiento de la terraza". También puedes plantearte acoplar un pequeño estanque en alguna esquina o colocar un huerto portátil. El límite lo pone el espacio disponible y tu bolsillo.
Con estos consejos, ahora es tu turno pensar cómo va a afrontar tu jardín la llegada del nuevo año. Lo mejor será que tomes asiento, saques papel y lápiz y empieces a anotar todas las ideas que te vengan a la cabeza.

Conocimiento sobre ciertas plantas que no debemos perder





INJERTOS DE PÚA (continuación)......................................................................................................................................................
 
INJERTOS DE PÚA
1. Injerto inglés o de lengüeta
2. Injerto de tocón de rama
3. Injerto de estaca lateral subcortical
4. Injerto lateral en cuña en Coníferas 

5. Injerto de hendidura simple 
6. Injerto de hendidura doble
7. Injerto de corteza o de corona
8. Injerto de aproximación
9. Injerto de puente
INJERTOS DE YEMA1. Injerto de escudete o yema en T
2. Injerto de parche
3. Injerto de astilla o injerto de chip

Injerto púa

Injerto yema
 
......................................................................................................................................................5. Injerto de hendidura simple

 Este tipo de injerto es el más recomendable cuando el patrón y la púa tienen el mismo diámetro, por ejemplo, entre 0,5 y 1,5 cm. Se corta con unas tijeras de podar el patrón a la altura deseada y se le hace un corte a lo largo por el centro de unos 6 cm de longitud.
 La púa debe tener al menos un año, el mismo tamaño que el patrón, y 2 ó 3 yemas. Si el patrón es de mayor diámetro que la púa, sólo pueden estar en contacto por un lado.
 A la púa se le corta un bisel por ambos lados.
 Se introduce de tal manera que la corteza del patrón y la de la estaca se toquen para que el cambium de ambos elementos quede en contacto.
 Se ata la unión con rafia de injertar y se encera con pasta o mástic para injertar. Se pone también cera en la punta de la púa.
 No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Más tiempo tampoco es bueno porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia.
 Este tipo de injerto lo admiten muchosárboles de hoja caduca. Época de realización: desde mediados hasta finales de invierno.
 También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne, en esta caso, desde finales de invierno hasta finales de primavera, usando púas con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa de plástico transparente durante varias semanas para evitar su deshidratación.


Corte en el patrón

Doble bisel en la púa

Inserción de la púa

Encerado
Imágenes por cortesía de:Jardín Botánico Mundani
http://www.jardin-mundani.com
6. Injerto de hendidura doble
 Es uno de los tipos de injerto más antiguos y de uso más amplio. Se utiliza para cambiar de variedad (olivo, vid, peral, manzano, etc.) o para rejuvenecer árboles. Resulta útil en especies de larga vida, como los Manzanos, Perales, Olivos, etc., pero en otras ocasiones es mejor arrancar y plantar árboles nuevos jóvenes que reinjertar la copa.
 Válido para casi todos los árboles de hoja caduca.
 También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne,cambiando la púa por una ramita o esqueje con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa transparente durante varias semanas para que se seque.
 Se practica sobre troncos de árboles pequeños de hasta 10 centímetros de diámetro, o ramas de árboles grandes de hasta 10 cm. de diámetro
 La época va desde mediados hasta finales de invierno o, incluso, en primavera.
 Se preparan dos púas haciéndoles un bisel por ambos lados.
 A la rama o tronco se le practica un corte recto y limpio y un corte longitudinal por el centro.

 Se insertan las dos púas en el tocón, una a cada lado de la hendidura.
 Las púas hay que ajustarlas bien de manera que las cortezas externas de ambas estacas contacten y se alineen con la corteza del patrón, a fin de que los cambiums se fusionen. Esto es vital.
 Se ata y encera todo con mástic o pasta selladora, incluyendo los extremos de ambas estacas.
 Si prenden las dos, se pueden conservar ambas, pero también dejar la mejor colocada o de crecimiento más vigoroso, y a la otra darle una poda dura, pero manteniéndola viva para que ayude a cicatrizar la zona del injerto. Más adelante se eliminará por la base la que no nos interese.
 No se desata el injerto hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Dejarlo más tiempo tampoco es bueno, porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia.

 Puesto que hay que hacer una poda muy fuerte al árbol si se injerta en ramas gruesas, para atenuar este efecto, un año se puede injertar en una rama y al siguiente en otra, por ejemplo.

Injerto de hendidura

Encerado y atado

Imágenes por cortesía de:
Jardín Botánico Mundani

7. Injerto de corteza o de corona




 Es un tipo de injerto fácil y que tiene buen porcentaje de prendimiento.
 Se utiliza, entre otros posibles fines, para cambiar la variedad en olivo, cítricos, almendro, etc.
 Sirve para cualquier árbol o arbusto de hoja perenne o caduca.
 El patrón puede tener de 3 a 30 cm. de diámetro o incluso más.
 Se hace en primavera, cuando ya está en savia, puesto que es necesario poder separar la corteza en el patrón.

 La púa se recolecta en invierno y se mantienen en el frigorífico.Antes de guardarlas, se deben mojar un poco, envolver en papel de cocina o de periódico y meter en una bolsa de plástico para evitar que se sequen.

 Si es un árbol de hoja perenne, como el de la fotografía derecha, se recoge y se injerta directamente, sin guardar.
 La púa debe tener 2 ó 3 yemas y 10-12 cm. de longitud.
 El patrón se corta con un serrucho y con un cuchillo se le hace un corte vertical de unos 5 cm en la corteza.
 A la púa un corte en bisel por un lado. Si es de hoja perenen, se le cortan las hojas, excepto la superior, dejando el pecíolo.
 Se insertan 2 púas (o más) por el lado biselado entre la corteza y la madera del patrón.
 Se ata y encera todo el injerto con mastic de injertar, incluyendo la parte superior de la estaquita.
 Si es un árbol de hoja perenne, se moja con agua limpia la púa y se cubre con una bolsa de plástico transparente. Esto mantiene el aire de alrededor húmedo. De no poner una bolsa, la ramita se secaría antes de que se hubiera formado la unión con el patrón. Pasados unos 15 ó 20 días, ya se puede retirar la bolsa porque la unión se habrá verificado.


Púa con el corte en bisel hecho


Imágenes por cortesía de:

Jardín Botánico Mundani
http://www.jardin-mundani.com
 

Limonero: injertos en 5 ramas

 Se espera a que los brotes de las yemas del injerto tengan unos 10 ó 15 cm y luego se desata la rafia para que no se ahogue por dificultar el paso de savia. 


 Si el injerto falla, se puede cortar la rama más abajo, si todavía es tiempo para injertar, y repetir.

8. Injerto de aproximación


Injerto de aproximación


 Consiste en soldar 2 ramas.
 Se hace a partir de dos plantas enteras.
 Tienen que estar plantadas cerca una de otra, o bien, juntarlas si es que están en macetas; o una plantada en tierra y otra en maceta.
 Se practica un rebaje en cada rama quitando unos centímetros de corteza con un poco de madera. Las partes quitadas deben ser iguales y a la misma altura.
 Luego se unen encajando perfectamente. La clave de los injertos es que queden en contacto el cambium del patrón y el cambium de la variedad. Si se pone sólo un poquito en contacto, el injerto fracasa.
 Se ata y se cubre todo con mástic o cera de injertar.
 Una vez se ha producido la unión entre las dos plantas, se corta por encima de la unión la planta que NO queremos que forme el tronco y las ramas, sino que aporte únicamente sus raíces.
 Se puede dejar con dos pies (dos sistemas radicales) para dar más vigor al injerto, o se puede cortar el pié de la planta injertada por debajo del injerto. Este pié puede volver a brotar y servir para injertarle otra púa.
 Ejemplos para hacer injerto de aproximación: Mimosa (Acacia dealbata) con otra Acacia que sea resistente a la caliza; Pino piñonero sobre Pino carrasco, etc..

9. Injerto de puente


Injerto de puente

 Es un tipo especial de injerto que se usa para reparar la corteza lesionada de un tronco.
 Las púas se recolecta en invierno y se mantienen en el frigorífico. Antes de guardarlas, se deben mojar un poco, envolver en papel de cocina o de periódico y meter en una bolsa de plástico para evitar que se sequen.
 Las púas se toman de plantas de 1 año, de 6 a 12 cm. de diámetro y de la misma especie del árbol sobre las que se injertarán o de otra compatible.

 El injerto se lleva a cabo a principios de primavera.

 Se recorta la herida hasta llegar a tejido sano y arriba y abajo de la herida se hacen muescas en la corteza de la misma anchura que las púas.
 Las púas se preparan realizándoles cuñas en los 2 extremos.
 Se insertan las púas debajo de cada muesca, quedando la cuña bajo la lengüeta de corteza. Los bordes quedan en contacto y por tanto ambos cambiums, que es fundamental.
 Se clavan con puntillas y se encera todo para que no se seque.


Apuntalamiento: una variante del injerto de aproximación.

......................................................................................................................................................

INJERTOS DE YEMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario